Ideas de menús saludables con congelados

Sí. Has leído bien. ¡Se puede comer sano a base de congelados! Eso sí: no vale cualquier tipo de congelado, ni aquellos que están ya listos para comer una vez los descongelas y los calientes. Pero, lo dicho: se puede comer sano a base de congelados saludables

Y cuando hablamos de congelados saludables nos referimos a aquellos productos frescos y de temporada que han sido congelados en su momento más óptimo, de manera que conservan todas las propiedades que de ellos se esperan, con la ventaja de que, en la mayoría de ocasiones, han sido cortados para que cocinarlos sea más rápido y sencillo. Tal es el caso de los congelados que encontrarás en todos los establecimientos de Mercanova, con más de 15 años de experiencia.

Una vez aclarado este primer punto, ¿qué te parece si coges papel y boli y tomas nota de los menús que te vamos a proponer? Como bien sabes, en toda dieta sana y equilibrada no pueden faltar las verduras y hortalizas, también legumbres 1 vez a la semana, así como pescado y carne. Además, el marisco, aunque muchas personas no lo sepan, también es muy saludable, especialmente aquellos que tenemos al alcance de la mano.

  • Idea de menú 1:
    • Primer plato: espinacas con setas del bosque y zanahorias baby
    • Segundo plato: salmón a la plancha con un salteado de pimiento verde, rojo y cebolla
    • Postre: fruta (esta, evidentemente, natural)
  • Idea de menú 2:
    • Primer plato: wok de verduras
    • Segundo plato: pollo a la plancha con espárragos
    • Postre: yogur natural
  • Idea de menú 3:
    • Primer plato: ensalada 5 delicias
    • Segundo plato: almejas al vapor
    • Postre: helado de frutas

Estas son sólo tres ideas, pero se nos ocurren mil combinaciones. Echa un vistazo a nuestra sección de productos y confecciona tu menú diario. No sólo comerás bien, sino que ahorrarás dinero en tu cesta de la compra, porque adquirirás lo que necesitas y además no pasarás mucho tiempo en la cocina, basta con descongelar o calentar y listo. ¡Cuídate con Mercanova!

El pescado adecuado en la infancia

Si eres padre o madre, posiblemente habrás tenido que hacer mil trucos para ocultar el pescado en el plato de tus hijos como por ejemplo, batirlo con el puré. Y es que, a pesar de ser un alimento muy sano y recomendable en la dieta diaria, a los niños no les gusta o no tienen predilección por el pescado a la hora de comer.

Aún así, en nuestra mano está hacer que desde pequeños se acostumbren a su sabor. Cuando los bebés han cumplido los diez meses podemos empezar a incluir en su dieta diaria el pescado blanco, ya que tiene menos grasa que los pescados azules. Lo ideal es que sean pescados suaves y tiernos y que retiremos todas las espinas antes de ponerlos en el plato. Así, los pescados idóneos para esta etapa son el rape, la merluza, el gallo o el lenguado. En etapas posteriores, a partir del año y medio, ya es posible incluir en la dieta del bebé los pescados azules como el atún o el pez espada.

El pescado aporta proteínas y aminoácidos esenciales para su crecimiento y lo mejor, para que los niños se vayan acostumbrando a su sabor, es cocinarlos al vapor o a la plancha con un poquito de aceite de oliva. Ayuda mezclarlo o triturarlo con verduras.  Si no, siempre podemos probar con las recetas que nos hacían nuestras madres y abuelas como el pescado rebozado, en tacos o añadiendo la salsa que más les guste como la de limón.

Al igual que la forma de prepararlos, también es importante dónde comprarlos. Nuestro día a día es frenético y si no podemos acudir a la pescadería, podemos tener a mano pescado congelado de buena calidad; es igual de apto para los niños, siempre que no se altere la cadena de frío, y a la vez cómodo para nosotros. En Mercanova seleccionamos el mejor pescado congelado para los niños  y para ti: ¡prueba nuestro lenguado, gallo o atún!

Alimentos congelados que no pueden faltar en tu casa

Tú lo sabes tan bien como nosotros: si queremos gozar de buena salud y evitar problemas como la obesidad y el sobrepeso, llevar una alimentación saludable y hacer algo de ejercicio, además de descansar, son tareas básicas.

Lo de dormir, más o menos, se puede llevar bien, especialmente cuando no nos distraemos con la televisión o el móvil a partir de cierta hora y no tenemos ningún problema que pueda afectar a nuestro sueño. En lo que al ejercicio se refiere, también hay que reconocer que cada día es más fácil; de hecho, y sin salir de casa, podemos hacer deporte con vídeos online.

Pero….¡ay la alimentación! Esa ya nos cuesta más, especialmente porque el estrés diario que vivimos muchas personas nos impide organizarnos como quisiéramos y, sin embargo…¡también una solución fácil y saludable! Los productos congelados. Y es que no hay que olvidar que los mismos son el resultado de productos en perfecto estado y frescos, que han sido congelados en su estado más óptimo para conservar todas las propiedades y el sabor de los mismos.

Listado de productos congelados básicos

Verdura, pescado y carnes son esenciales si queremos llevar una alimentación saludable, además de fruta, claro, pero ésta es mejor no congelarla. Así las cosas, los productos congelados que te ayudarán a cuidarte son los siguientes:

  • Pescados: atún, gallo o merluza. Son pescados que se pueden preparar de manera cómoda y fácil, a la plancha, sin necesidad de añadir ni preparar ningún tipo de salsas. En todo caso, se puede añadir verdura, a modo de acompañamiento para completar el plato.
  • Verduras: cebollas, espinacas, guisantes, pimientos, setas o zanahorias, porque con ellas podemos hacer deliciosas cremas o purés, también se pueden preparar a la plancha o en un revuelto, así como para acompañar, como decíamos arriba, platos de pescado o también de carne.
  • Carne: alitas y pechugas de pollo, hamburguesas y albóndigas o solomillos de cerdo para ocasiones más especiales nos pueden ayudar a preparar un plato rico y agradable para toda la familia.

Y si lo que quieres es darte un caprichito o agradar a tus invitados, postres como helados o churros, dependiendo de la época del año, siempre serán una buena opción.

Beneficios de consumir alimentos congelados

Que levante la mano quien nunca haya consumido alimentos congelados. Está claro: no hay nadie en la sala. Y es que consumir alimentos congelados tiene muchas ventajas, lejos de los falsos mitos que de ellos se desprenden. Pero, claro está, para ello el alimento ha haber sido congelado en condiciones óptimas, tal y como lo hacemos en Mercanova, donde todos nuestros productos pasan por exhaustivos procesos de calidad.

Alimentos que se congelan cuando son frescos, es decir, de temporada y están, por tanto, en su estado más óptimo, de manera que conservan todas sus propiedades. Esta es, precisamente, una de las principales ventajas de consumir alimentos congelados, pero hay más y hoy las queremos numerar:

  • Conservan todas sus propiedades: como ya hemos dicho, los productos de calidad, cuando son congelados es porque están en plena temporada y, por tanto, la ultracongelación permitirá que conserven todas las propiedades.
  • Evitar bacterias: es realmente complicado que en alimentos que se conservan a temperaturas tan bajas como los -18 grados las bacterias puedan estar presentes. Por tanto, es una seguridad para la salud, siempre y cuando, por supuesto, se descongelen como es debido.
  • Variedad todo el año: es otra de las ventajas. Y es que no todo el año disponemos de los productos que queremos y si los encontramos en nuestro espacio de compra habitual fuera de temporada es porque no son frescos o no proceden de nuestro país y, por tanto, también pierden en calidad.
  • Comida siempre a mano: y en muchas ocasiones, comida que puedes cocinar directamente sin descongelar, como muchas verduras o precocinados o que podrás descongelar de manera rápida, al baño María o en el microondas.
  • Ahorrar en dinero: los alimentos congelados se procesan, como decíamos, en temporada. Por tanto, cuando hay más cantidad y son más baratos. Por eso, su posterior venta también es más barata.

¿Todavía necesitas más argumentos para consumir productos congelados? Prueba los que encontrarás en los establecimientos Mercanova y te convencerás.

Como se descongelar los alimentos de manera correcta

¿Alimentos congelados? ¡Por supuesto! Siempre que el proceso de congelación se haya realizado siguiendo los procedimientos indicados en la reglamentación técnico-sanitaria vigente. Así trabaja Mercanova, ofreciendo los estándares óptimos de calidad.

Pero los consumidores finales, no siempre seguís las normativas, por que no estáis sometidos a ellas, pero sobre todo, por falta de información. ¿Quién no desea para los suyos lo mejor? Está claro, que en mimo y empeño no escatimamos a la hora de alimentar a la familia, pero a veces cometemos errores que con con unos simples consejos se pueden minimizar.

Esto ocurre con frecuencia cuando hablamos de alimentos congelados. Sabemos que el producto está en correctas condiciones…pero no se puede comer. Tiene que pasar por el proceso de descongelación, que aunque aparenta sencillez, tiene sus trucos, para que las propiedades, texturas, sabores e incluso salubridad de los mismos, sigan a tope.

Aquí tenéis unas recomendaciones que os ayudarán.

  1. Existen diferentes formas de descongelar los alimentos siendo las más conocidas: el microondas, la nevera o refrigerador, el agua fría y la propia cocción.
  2. La más recomendable: la nevera. Prever con tiempo suficiente los alimentos que necesitaremos y pasarlos de la zona de congelado a la de refrigeración, es el método perfecto.
  3. Dejar la comida en el exterior, no es la forma adecuada de descongelar, y utilizar agua caliente, aún lo es menos. En ambos casos, se dan condiciones favorables para la proliferación de bacterias que pueden resultar nocivas para la salud.
  4. Práctico, higiénico,  y perfecto para no desvirtuar sabores, es utilizar recipientes con rejilla inferior, para el que el agua que genera la descongelación, no esté en contacto con los alimentos. Este consejo es válido cualquiera que sea el método que elijamos para descongelar.
  5. Ciertos alimentos, como el pescado y la carne, pueden ser descongelados como parte del proceso de elaboración de la comida, en la propia cocción de los ingredientes.
  6. El microondas, tan utilizado hoy en día, es muy útil cuando necesitamos una descongelación rápida. La desventaja, es que no siempre descongela por igual todas las partes del alimento, lo que supondrá también una cocción no homogénea. Mejor es dejarlo para casos de urgencia.
  7. Por último, el agua fría, que es un procedimiento más eficaz de lo que parece. Ahora, la inmersión de los alimentos no debiera superar el límite de dos horas. Y añadirle una pizca de sal a ese agua fría, es remedio casero de abuela.

Utilizad el método que os resulte mejor para cada ocasión, pero mimad esos alimentos congelados, y más si son de Mercanova, porque son…¡boccato di cardinale!.

¿Qué es la ultracongelación?

La congelación de los alimentos es uno de los métodos de conservación más eficaces y utilizados de los alimentos, sobre todo porque permiten mantenerlos en buen estado para su uso durante mucho más tiempo.

¿Qué es  la ultracongelación de alimentos y cómo se hace?

La ultracongelación de los alimentos consiste en un proceso que permite mantener las propiedades, textura y sabor de un producto durante mucho más tiempo impidiendo la creación de microorganismos congelando los alimentos en un tiempo muy rápido a una temperatura muy baja manteniendo con ello su estructura física.

La ultracongelación no es nada más que un proceso que da lugar a un enfriamiento muy brusco para lograr la temperatura de máxima cristalización en un tiempo inferior a las 2 horas. Primero se desciende la temperatura a -40º y después se conserva a una temperatura estabilizada entre -18 y -22º para conservar propiedades físicas, texturas, olores y propiedades bioquímicas.

La ultracongelación se puede hacer colocando el alimento en contacto con fluidos criogénicos no tóxicos o con ultra congeladores diseñados para ello, dependiendo de lo que se pretenda y sea mejor en cada caso.

¿Qué alimentos se ultracongelan y por qué?

Según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados (ASEVEC), la producción de verduras y hortalizas congeladas sigue experimentando un gran crecimiento hasta alcanzar las 670.000 toneladas en España. Las exportaciones del sector de vegetales ultracongelados crecieron un 18,2%.

Sobre todo se recurre a la ultracongelación en carnes, pescados, mariscos, vegetales, panificados y comidas preparadas. El proceso de ultracongelación de estos alimentos es uno de los más seguros en la industria alimentaria porque se controla en todo momento el alimento en todas las fases por las que pasa. Además, permite que muchos alimentos congelados tengan mayores nutrientes que equivalentes frescos.

Los alimentos congelados conservan mucho mejor sus propiedades si se realiza la ultracongelación en su estado más fresco y natural posible. Así, podemos encontrarnos con alimentos congelados mucho más nutritivos que conservan al máximo su olor, sabor, textura y propiedades alimenticias.

La ultracongelación nos permite acceder a muchos alimentos incluso aunque no sea su temporada, y por supuesto mantener en buen estado alimentos que de otra forma acabarían estropeándose. Por eso cada vez se producen y consumen más los alimentos ultracongelados.

La ultracongelación se regula en España por medio de la directiva europea: 89/108/CEE del Consejo, del 21 de diciembre de 1988.

Alimentos congelados, más sanos de lo esperado

Hay muchas opiniones al respecto de los alimentos congelados, y una de ellas es la falsa creencia de que los alimentos congelados no son tan sanos como los frescos porque pierden sus propiedades.
Pero lo cierto es que el mercado de alimentos congelados superó en el año 2016 los 4.600 millones de euros, un 2% más con respecto al 2015.
Los alimentos congelados pueden ser más nutritivos que los frescos
Debemos resaltar que hay alimentos congelados que incluso son más nutritivos que los alimentos frescos de similares características, como es el caso de los productos naturales congelados que pueden tener más vitaminas y minerales que las verduras frescas refrigeradas si son procesadas justo en el momento en que se recolectan porque es el que tiene un mayor valor nutritivo.
Si la verdura la congelas unos días después pierde sus propiedades, como va perdiendo en su refrigeración, mientras que si lo haces justo después de su recolección las conserva convirtiéndose en más nutritivo que una pieza que lleva unos días en la nevera.
La FDA admitió que los vegetales congelados son tan buenos como los frescos, y fue en 1998 cuando afirmó que estos productos podían ser considerados saludables usando el mismo criterio que los vegetales frescos.
Eso sí, es muy importante mantener la cadena de frío en todo momento, tanto en el lugar donde se distribuyen como en el hogar. Un informe de la OCU de 2015 desveló que los resultados de conservación de cadena de frío son mejores que hace unos años, especialmente en Hipercor, Alcampo y Carrefour.

¿Por qué los alimentos congelados son más baratos?
Los alimentos congelados son más baratos no solo porque de otra forma muchos usuarios preferirían los frescos (otros no), sino principalmente porque se congelan en su temporada o fechas en que hay mucha cantidad, por lo que hay más alimentos que personas dispuestas a comprarlos frescos.
Debemos resaltar en todo momento que son más baratos por la ley de oferta y demanda, no porque sean peores ni menos nutritivos.
¿Cuáles son los mejores alimentos congelados?
Los mejores congelados son los alimentos naturales, sometidos al proceso de congelación justo después de su recolecta o sacrificio: verduras, queso, carne, pescado, etc. Estos conservan según diferentes nutricionistas su valor nutricional, sabor y frescura.
Los alimentos precocinados y preparados congelados son una buena idea para las personas que tienen prisa o no cuentan con tiempo suficiente para cocinar. Eso sí, hay que tener en cuenta que tienen más sal, aditivos, conservantes y grasa que los alimentos caseros, así que es bueno que te decantes por buenas marcas que te proporcionan alimentos más sanos. No es recomendable que los consumas todos los días.

Algunas ventajas de los productos congelados
Los datos indicados por IRI para el TAM febrero de 2016 indican un aumento en el volumen de ventas del 0,5% y una ganancia en valor del 0,1%, especialmente en pescado y marisco congelado que se llevan el 41% de ventas. Estos resultados son por algo, la clave está en los beneficios de comprar productos congelados.
Vamos a mencionar algunas de las principales ventajas de comprar productos congelados:
• Conservan sus propiedades nutricionales si se congelan bien en el momento adecuado.
• Pueden tener más propiedades nutricionales que similares frescos.
• Muchos de ellos ya están preparados, por ejemplo las verduras congeladas ya están limpias, troceadas o enteras y listas para su cocción.
• La preparación es higiénica e inmediata.
• Los precocinados y preparados congelados se preparan al momento, en pocos minutos tienes la comida hecha.
• Son productos que puedes tener por si te viene alguna visita de imprevisto y no sabes qué cocinar.
• Se congelan en épocas de mayor abundancia, lo que te permite poder consumirlos todo el año aunque no sea “la temporada”.
• Se puede congelar una gran cantidad de alimentos.
• Puedes conservarlos durante más tiempo, no es necesario que los consumas en pocos días o al día siguiente.
• Suelen ser más baratos que los frescos.
• Son seguros, ya que se hacen controles frecuentes.