Como se descongelar los alimentos de manera correcta

¿Alimentos congelados? ¡Por supuesto! Siempre que el proceso de congelación se haya realizado siguiendo los procedimientos indicados en la reglamentación técnico-sanitaria vigente. Así trabaja Mercanova, ofreciendo los estándares óptimos de calidad.

Pero los consumidores finales, no siempre seguís las normativas, por que no estáis sometidos a ellas, pero sobre todo, por falta de información. ¿Quién no desea para los suyos lo mejor? Está claro, que en mimo y empeño no escatimamos a la hora de alimentar a la familia, pero a veces cometemos errores que con con unos simples consejos se pueden minimizar.

Esto ocurre con frecuencia cuando hablamos de alimentos congelados. Sabemos que el producto está en correctas condiciones…pero no se puede comer. Tiene que pasar por el proceso de descongelación, que aunque aparenta sencillez, tiene sus trucos, para que las propiedades, texturas, sabores e incluso salubridad de los mismos, sigan a tope.

Aquí tenéis unas recomendaciones que os ayudarán.

  1. Existen diferentes formas de descongelar los alimentos siendo las más conocidas: el microondas, la nevera o refrigerador, el agua fría y la propia cocción.
  2. La más recomendable: la nevera. Prever con tiempo suficiente los alimentos que necesitaremos y pasarlos de la zona de congelado a la de refrigeración, es el método perfecto.
  3. Dejar la comida en el exterior, no es la forma adecuada de descongelar, y utilizar agua caliente, aún lo es menos. En ambos casos, se dan condiciones favorables para la proliferación de bacterias que pueden resultar nocivas para la salud.
  4. Práctico, higiénico,  y perfecto para no desvirtuar sabores, es utilizar recipientes con rejilla inferior, para el que el agua que genera la descongelación, no esté en contacto con los alimentos. Este consejo es válido cualquiera que sea el método que elijamos para descongelar.
  5. Ciertos alimentos, como el pescado y la carne, pueden ser descongelados como parte del proceso de elaboración de la comida, en la propia cocción de los ingredientes.
  6. El microondas, tan utilizado hoy en día, es muy útil cuando necesitamos una descongelación rápida. La desventaja, es que no siempre descongela por igual todas las partes del alimento, lo que supondrá también una cocción no homogénea. Mejor es dejarlo para casos de urgencia.
  7. Por último, el agua fría, que es un procedimiento más eficaz de lo que parece. Ahora, la inmersión de los alimentos no debiera superar el límite de dos horas. Y añadirle una pizca de sal a ese agua fría, es remedio casero de abuela.

Utilizad el método que os resulte mejor para cada ocasión, pero mimad esos alimentos congelados, y más si son de Mercanova, porque son…¡boccato di cardinale!.